Naturaleza, tradición y vanguardia se amalgaman en el Museo Vostell Malpartida. Este singular centro de arte contemporáneo que propulsó en la década de los 70 el artista alemán Wolf Vostell, uno de los fundadores del movimiento Fluxus, se ubica a 14 kilómetros de la capital, en el paraje natural de Malpartida de Cáceres, denominado Los Barruecos. Este entorno fue declarado en 1996 Monumento Natural y su peculiaridad reside en las curiosas formaciones rocosas de granito que se diseminan por él, donde anida una de las colonias de cigüeñas blancas mas importantes de Europa y junto a las cuales, al aire libre, el propio Vostell “instaló” algunas de sus celebres esculturas-ambientes. Un antiguo lavadero de lanas, del siglo XVIII, que se encontraba en plena ruta de la trashumancia (tema en el que se  centran las dos ediciones de forosur_cáceres, la del año 12 y la actual) se adecuó como museo, hoy dependiente del Gobierno de Extremadura.